lunes, 22 de agosto de 2016

¿ Cual es la finalidad de los Juegos Olímpicos?

Acabados los juegos olímpicos, hay que analizar este evento y lo primero que hay que destacar es la decadencia de los medios de comunicación con las retransmisiones de los diferentes deportes olímpicos. Las televisiones publicas no paran de magnificar el esfuerzo de los diferentes deportistas que participan en los juegos. Este derroche económico de las diferentes naciones repercute en la población. Es cierto que es un mero mero espectáculo y un entretenimiento en esta fechas estivales.

L a distorsión es evidente, cuando los “que haceres” de los ciudadanos son otros, no las hazañas deportivas de los 10.000 ciudadanos de los diferentes naciones que participan en esta reunión. Los medios de comunicación no paran de alabar las gestas deportivas, como si fuera un acontecimiento de importancia para los ciudadanos de las naciones participantes.

El imperio de los Estados Unidos de América del Norte, con sus medios de comunicación: televisivos, escritos, digitales, etc. Están distorsionando la realidad social. Es evidente que encabeza los triunfos deportivos, cuando por otro lado sus diferentes industrias, están saqueando los territorios de los países del tercer mundo o cualquier territorio con riqueza natural, y destruyendo el tejido social de las naciones, cuando intenta imponer sus principios y valores.

Alabar el espíritu olímpico, cuando las poblaciones de Oriente medio se esta desangrando en unas guerras inciviles, y se lanzan al precipicio, o a una muerte indigna por culpa de unos genocidas que solo buscan el enriquecimiento mediante el sufrimiento humano.

Quiero reseñar por ultimo que los diferentes trapos de colores como los metales no son los culpables de esta infamia que son los juegos olímpicos, como su comité, las diferentes autoridades, resaltando dichas gestas, mientras el mundo esta patas arriba, y los poderes de los gobernantes, no solucionan los problemas de los ciudadanos,y las atrocidades siguen latente en el planeta tierra.



Autor: Francisco Javier moreno medina

No hay comentarios:

Publicar un comentario