viernes, 4 de noviembre de 2016

Aproximación y Crítica a los evangelios del nuevo testamento.


Hay que citar que los cuatro evangelios son un conjunto de relatos transcendentales. Milagros, las parábolas que dan testimonio de un hijo de dios mandado a la tierra. Estas leyendas tienen como fin perdurar en el tiempo, y apaciguar los miedos y las angustias de hace dos milenios sobre la muerte del ser humano.


Los evangelios recogidos en el nuevo testamento, para que fueran transmitidos a las distintas generaciones de la sociedad sobre la creación y designio del ser humano. Las iglesias cristianas posteriormente fundadas siguen generando controversia, entonces cual es su finalidad, porque en los tiempos que transcurren no nos paramos a pensar y reflexionar sobre estas escrituras.


El cristianismo ha penetrado en un sector de la población que lo festeja en sus diferentes iglesias que busca perpetuar la falacia de la moral judeocristiana porque las escrituras dan testimonio de unos hechos alegóricos que no tienen sentido creer en ellos, porque la ciencia ha demostrado que estos relatos transcendentales no están basados empíricamente en hechos probados, sino que son meras transmisiones para apaciguar a una sociedad primitiva.


Porque perduran en el tiempo estos relatos bíblicos que escribieron Juan, Mateo, Marcos, Lucas; es porque las elites de las distintas generaciones de la sociedad, hicieron todo lo posible para que se mantenga además de ser financiadas, aunque en sus inicios fueron perseguidos por el resto de las doce tribu judías.


Otra hipótesis es que las diferentes iglesias cristianas señalan que un factor importante es la fe en un dios creador y esto produce alivio a los sufrimientos humanos. Por sufrimiento existencial por el cual los seres humanos sobrellevan y esperan un mundo mejor.


Un imperativo de estas leyendas es la moral que ha impregnado a la sociedad occidental, aunque va en decadencia, pero en los países del sur como del norte de America siguen los preceptos que Jesucristo mando.


La moral judeocristiana sigue intacta y latente en estas sociedades, porque ven en ella una vía de escape a su sufrimiento y ven en esos preceptos una manera de sobrevivir ante las penurias que están destinados los seres humanos, porque es elección de dios. Jesucristo murió para salvar al ser humano de los designios del mal. Esta premisa es cuestionable porque el mal lo realiza el ser humano con sus actos  es una mera elección; metafísicamente el mal lo creo el demonio que reside en el ser humano y para que sea expulsado debe creer en las palabras de dios. El precepto de dios como un ser creador es para dar respuesta a lo que objetivamente no entendemos y no es demostrado por la ciencia sobre hechos sobrenaturales.


Para concluir es interesante que los cuatro evangelistas que recoge el nuevo testamento no coincidieron en el tiempo y eran de territorios diferentes, pero el entendimiento humano y la razón será cada vez más efectiva que estos relatos sobrenaturales y explica el quehacer del ser humano.


Autor: Francisco Javier moreno medina